A contramano de la crisis económica. El comercio electrónico creció un 60% en un año

En seis meses se hicieron más de 30 millones de operaciones. Y cada minuto se gastan 370 mil pesos online.

El consumo general en esta economía en crisis cae por donde se lo mire. Desde que arrancó el 2018 no hubo más que malas noticias en cuanto a la venta de casi cualquier cosa. El desplome del comercio abarca muchos rubros y, por ahora, no parecería repuntar en un futuro cercano.

Los balances están en rojo en varios sectores: los supermercados, autoservicios, autos, electrodoméstico y la comida. También hay retraso en los pagos de préstamos y en las tarjetas. Es decir, el panorama económico, debido a la corrida cambiaria, el ajuste y la inflación, no es bueno ni para los comerciantes ni para sus clientes. No obstante, siempre hay una excepción a la regla. Este es caso del comercio electrónico, que no para de crecer año tras años y pega saltos inauditos para los tiempos que corren.

Este salmón de la economía argentina tiene números sorprendentes. Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), que midió el semestre enero-junio de 2018, en ese período hubo 34,7 millones de operaciones de compra (59% más que en 2017) por un total de $ 97.892 millones (66% más). Es decir que en el país hay dos operaciones por segundo y se gastan más de 370 mil pesos por minuto.

Además, según datos del informe, hay 18 millones de personas realizando transacciones por la web y 9 de cada 10 de ellas ya compró alguna vez online y 5 de cada 10 lo hicieron en los últimos 6 meses.

¿Pero cómo se explica un crecimiento tan significativo en un contexto económico tan adverso? Según Alberto Calvo, presidente de CACE, la razón está en la certidumbre que brinda comprar por Internet.

«El consumidor ya sabe qué quiere y cómo lo quiere. Y se vuelve cada vez más eficiente para elegir sus productos online. Una explicación de esto es que en tiempo de incertidumbre, comprar por Internet se vuelve más racional, ya que se ahorra energía, tiempo de compra y dinero. Porque permite comprar opciones de precio y entrega», aseguró Calvo, durante la conferencia de prensa realizada el jueves a la mañana en el Hotel Hilton.

La CACE dice, por otro lado, que sigue creciendo el uso de celulares: el 59% de los usuarios los utiliza para comprar y uno de cada tres, para concretar la compra.

El turismo domina claramente las ventas online: en el top 5 de productos con mayor nivel de facturación son vuelos internacionales, hoteles, vuelos domésticos y paquetes turísticos. Sólo los televisores, en el año del Mundial de Rusia, lograron meterse en ese ranking en el cuarto lugar.

El estudio también asegura que sólo el 37% de los compradores eligen recibir sus compras en su domicilio: el 57% todavía prefiere retirarlo personalmente en un punto de venta y el 6%, en las oficinas del operador logístico.

También hay comportamientos de compra distintos según el género y la edad del consumidor. El informe dice que los hombres, mayormente, usan Internet para adquirir tecnología, herramientas, accesorios para autos y software. Las mujeres, en cambio, se inclinan a la indumentaria, entradas a espectáculos, muebles y cosmética. Los millennials, jóvenes de 25 a 35 años, suelen comprar indumentaria, cosmética y servicios educativos.

«Otro punto importante que impulsa la venta online es la logística, ya que el 51% de las órdenes se entregan en el lapso de una semana desde que se realizó la compra», comentó Marcos Pueyrredón, vicepresidente de VTEX en América Latina, y conferenciante del evento.

El crecimiento meteórico en las ventas online no es de ahora. Viene subiendo desde hace ya varios años y, si se toma un periodo de tiempo más largo, del 2014 al 2017, la facturación es mucho mayor, casi un 300%.

El año pasado se registró un incremento del 41,7% con respecto al 2016. Según CACE, ese año se vendieron productos y servicios por US$ 7.771 millones, con un ticket promedio anual por comprador de $ 5.484.

«Hay una evolución del consumidor y el mercado se tiene que adaptar a él. Este vive en la compra off y online: busca el producto por Internet y lo retira en el local», describe Gustavo Sambucetti, director institucional de CACE.

Fuente: www.clarin.com