Tras un negocio fallido, dos hermanas crearon su marca de pañuelos y hoy exportan a Estados Unidos

Que el mundo es un pañuelo puede sonar a un lugar común, pero en el caso de las hermanas Dignani el refrán se aplica al pié de la letra.

Después de incursionar en una marca de ropa que no funcionó, detectaron un detalle que les abriría las puertas a su propio negocio.

Seguir leyendo: https://www.lanacion.com.ar/2185172-tras-negocio-fallido-dos-hermanas-crearon-su – Copyright © LA NACION