Ribeiro reduce costos en logística y apuesta al comercio electrónico

Actualmente, el e-commerce canaliza 25 a 30 por ciento de sus ventas, lo que representa la actividad de varias de sus sucursales juntas.

La cadena de tecnología y artículos del hogar Ribeiro inició un plan para reducir costos logísticos y aprovechar el comercio electrónico, con la idea de superar la caída en las ventas que la llevó a presentarse en procedimiento preventivo de crisis (PPC).

En los primeros cinco meses del año, la empresa registró bajas interanuales en las ventas del 35 al 40 por ciento. Con 85 sucursales y 1.550 empleados en todo el país, la reestructuración comenzó con el cierre de cuatro sucursales, en especial en zonas donde tenía más de un punto de ventas.

En forma paralela, achicó sus locales más grandes en la búsqueda de una mayor eficiencia.

Por lo extenso del ciclo recesivo, la semana pasada ingresó al PPC bajo el ala del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. El objetivo es negociar con los sindicatos de Camioneros y de Empleados de Comercio la readecuación de la estructura de la cadena.

“La intención de los accionistas es seguir. La idea es aprovechar estas herramientas para reunir a todas las partes en una mesa de negociación y mejorar la competitividad. Esto puede llevar por lo menos 30 días”, dijo Manuel Ribeiro, presidente de la compañía.

Para el empresario, la recesión profundizó un cambio de tendencia que está modificando la actividad comercial en el país: la consolidación del comercio electrónico.

Actualmente, el e-commerce canaliza 25 a 30 por ciento de sus ventas, lo que representa la actividad de varias de sus sucursales juntas.

“Antes, el negocio eran las tiendas departamentalizadas. Ahora, hay que convertir los puntos de ventas en centros de experiencias y lugares de entrega para el comprador on line”, explicó.

Un ejemplo es lo que pasa en Córdoba, donde tiene 14 puntos de ventas y cerca de 200 trabajadores en toda la provincia.

La sucursal Argüello, saqueada durante el paro policial en diciembre de 2013, nunca pudo recuperarse. En ese lugar, la compañía montó un centro de depósito para asistir las ventas on line a los clientes de la zona centro del país.

Mientras tanto, espera el empuje de planes como el Ahora 12. “Recién arranca, pero se nota que hay más interés entre los consumidores”, agregó Ribeiro.

Fuente: https://www.lavoz.com.ar