Argentinos escapan de la inflación a través del e-commerce

Si bien es cierto que el consumo tradicional está en declive en nuestro país, las compras por Internet no paran de crecer.

Como muchos lo hemos vivido, la situación de Argentina se vuelve cada día más compleja, con muchos asegurando que estamos entrando oficialmente en un periodo de crisis. Si bien es cierto que a lo largo de los últimos años se logró una suerte de estabilidad, la realidad es que los meses más recientes le habrían dado un giro completo a la situación.

Comprar ya no es tan sencillo como buscar las ofertas de Coto a través de Internet, sino que realmente debemos buscar precios de descuento en diferentes cadenas minoristas para mantener organizadas nuestras finanzas.

Aunque la crisis políticas sea una de las partes más mencionadas cuando se habla de la situación actual del país, la realidad es que es la crisis económica la que tienen a la población en un estado de alerta constante. Es por eso que la población está comenzando a adoptar nuevas formas de consumo para poder escapar de las variables macroeconómicas, teniendo como la más importante al comercio electrónico.

E-commerce en Argentina
De acuerdo a datos recientes, el comercio electrónico estaría mostrando un crecimiento significativo al igual que la inflación. Sin embargo, el potenciamiento que se ha visto en el comercio por Internet sería mucho mayor (cerca de doble), ubicándose en alrededor de 56% interanual, representadas en un ingreso de 152.600 millones de dólares.

Esto quiere decir que cada vez es más común ver a los consumidores argentinos adentrándose en sus ordenadores o dispositivos móviles, y buscando las ofertas de Carrefour (u otro minorista argentino) para obtener los mejores precios para su bolsillo.

Significa entonces que cerca de 14 millones de personas estarían realizando compras a través de Internet en nuestro país de forma constante: cerca de un 21% más órdenes de compras que lo registrado en el primer semestre del año pasado. A pesar de que el consumo tradicional se contrae por la crisis, el e-commerce ayuda a que la compra-venta de productos mantenga estabilidad.

Ofertas digitales
Lo primero que hay que entender es que el motivo por el que crece el uso de plataformas digitales en nuestro país es debido a que estas pueden ayudar a que los consumidores encuentren precios de descuento con mayor facilidad. No solo eso, sino que además disminuyen el gasto (por ejemplo, en transporte) que se debe realizar al momento de comprar.

Esto puede verse en que actualmente es posible comprar productos realizando búsquedas tan sencillas como “ofertas de Coto”, y haciendo un par de clics.

En nuestro país operan decenas de plataformas enfocadas en ayudarnos a encontrar los mejores precios para nuestro bolsillo. Un ejemplo de esto es el de Kimbino, empresa que (mediante una propuesta que busca crear consciencia ecológica en Argentina a través de la eliminación de los folletos impresos) da a conocer precios de descuento de las campañas de ofertas de minoristas nacionales. 

Lo más consumido
Que el consumo se dé especialmente gracias a las ofertas digitales puede verse claro cuando comprendemos que, de acuerdo a reportes especializados, la industria que mayor consumo estaría registrando a través de Internet en nuestro país es la de los alimentos y las bebidas, que obtienen precios de descuento incluso de forma semanal.

Debido a que la situación se vuelve cada vez más compleja, los argentinos están buscando la manera de optimizar sus gastos, no solo sustituyendo la compra de vestimenta, tecnología, o productos de ocio por alimentos y bebidas, sino buscando aquellos proveedores capaces de brindarles los mejores precios para su bolsillo.

Gracias a que las herramientas digitales nos dan la posibilidad de encontrar las ofertas de Carrefour con tan solo un par de clics, este proceso de optimización es cada vez más sencillo.

La crisis en la que se está adentrando la Argentina puede parecer imposible de sortear para muchos, sin embargo, gracias a canales de comercio como el e-commerce, parece cada vez más sencillo comprar sin quebrar en el intento.

Fuente: diariolaprovinciasj.com