Técnica «anti cepo»: una pyme argentina utilizó monedas digitales para pagar importaciones

La transacción se logró gracias a la intermediación del exchange sudamericano Bitex y se realizó por un valor de 50 mil euros. Cómo se hizo

Linos del Pacifico», una Pyme argentina dedicada a la comercialización de telas, utilizó Bitcoin para poder pagar una importación que provenía directamente desde sus proveedores ubicados en territorio europeo, específicamente en España y Bélgica. 

La transacción se logró gracias a la intermediación del exchange sudamericano Bitex.

La operación se realizó por un valor de 50 mil euros y se inició con una transferencia de un banco local en Argentina. Bitex se encargó de llevar el proceso, que se concretó en menos de 24 horas.

Según explicaron desde Bitex, cuentan con un sistema pensado para los procesos de importación. En primer lugar, el importador pone pesos argentinos o dólares y ellos, por medio de la compra y venta de Bitcoin dentro de los mercados, logran pagar al vendedor internacional directamente en su moneda local. 

En Bitex argumentan que estas transacciones se mantienen a muy bajo costo, con velocidad y con una seguridad del más alto nivel.

Juan Brie, director de Linos del Pacifico, aseguró que el servicio ofrecido por Bitex resultó de bastante utilidad para las pequeñas y medianas industrias del sector argentino ya que era mucho más económico que las transacciones que ofrecen desde el sector bancario para poder hacer transferencias transfronterizas entre distintas monedas FIAT. 

Además, mencionó que con este tipo de transacciones se puede transferir cualquier cantidad que se desee y a quien lo necesite, lo que es realmente complicada con el sistema bancario tradicional.

En cuanto a los costos, en Bitex menciona que se tiene una comisión variable que llega a un máximo del 1% del monto a transferir. El exchange menciona que este porcentaje es mucho menor a los costos que se tienen en la red Swift que utilizan los bancos tradicionales para hacer transferencias transfronterizas.

Fuente: iproup.com