Las ferreterías nivelan las ventas con la tendencia del e-commerce

Las compras digitales crecieron un 86 por ciento, aunque la facturación del rubro cayó un 20 por ciento en los últimos 18 meses

La forma de vender está cambiando en los últimos tiempos. El e-commerce en la Argentina irrumpió con fuerza en los principales rubros y el sector ferretero no fue la excepción. Durante el primer semestre de 2019 el rubro herramientas facturó por venta electrónica $1.884 millones, logrando un crecimiento del 86% de las ventas digitales en comparación al mismo período del año anterior, según un informe sobre las ventas en Mercado Libre realizado por la consultora Flag con el soporte de Nubimetrics.

Por otra parte, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) durante el año último aumentó el porcentaje de personas que compran de manera regular: adquieren un producto por la web, al menos una vez al mes. Otro dato significativo es que el 90 por ciento de los adultos conectados compró alguna vez de manera digital y siete de cada diez tienen al menos una app de e-commerce instalada en sus celulares. La mayoría de las búsquedas se realizan desde el smartphone, el dispositivo más utilizado, según datos del informe anual 2018 de CACE.

Otro dato que aporta el estudio es el crecimiento del 68 por ciento de las ventas online del rubro materiales y herramientas de construcción en 2018 respecto de 2017. «En la actualidad, el 55 por ciento de las compras electrónicas se destinaron a herramientas eléctricas, mientras que las manuales ocuparon el segundo lugar representante el 15 por ciento. Los accesorios para herramientas están en la tercera ubicación del escalafón con 10 por ciento», detalla Julián Conti, de Flag.

Algunos especialistas sostienen que las nuevas tendencias de consumo basadas en el reciclaje, la renovación, las reparaciones domésticas y el «hágalo usted mismo», llevan a los consumidores a obtener herramientas para uso propio mediante el canal online. Para Hugo Saidon, directivo de la Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina, está cambiando la forma de comprar pero esto no se traduce en una mayor facturación. «El incremento de las transacciones digitales no generan nuevas ventas de mostrador, sino que vienen a suplirlas. Sumarse a la ola del e-commerce es una forma de tratar de soportar la caída de las ventas que en el caso de las ferreterías convencionales bajaron un 20% en los últimos 18 meses, mientras que las industriales tuvieron una merma que ronda entre el 10 y 12 por ciento», sostiene el directivo. Según Saidon la mayoría de las ferreterías se encuentra en CABA, Gran Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Fuente: lanacion.com.ar