El secreto de la «última milla»: por qué las empresas dicen que es la llave para bajar costos y ganar ventas

Se trata de un punto importantísimo en el ecommerce, pues es determinante en cómo y cuándo los productos llegan al consumidor final

Pasa inadvertido, pero es vital para una experiencia satisfactoria del cliente en un sector «caliente» como lo es el ecommerce, que además de crecer por encima de la inflación se presenta como el canal de venta más prometedor de cara a lo que viene.

Se trata de la llamada «última milla«, como se conoce en la jerga de la logística al envío de productos al consumidor final. Es tan importante este punto que, según como se lo encare, determina no sólo que quede satisfecho, sino que vuelva a comprar y empresa le genere más confianza.

No es un tema menor: según eMarketer, el comercio electrónico crecerá en Latinoamérica hasta superar los u$s70.000 millones en los próximos años. Argentina (que representa un 6,3% de esa cifra) será el octavo país del mundo (segundo en la región) en el que más avanzarán en términos porcentuales las ventas online.

A raíz de este repunte explosivo, se abrió un nuevo mercado: el de los picking points, con jugadores como Packasap y Pickit, que permiten el retiro de las compras realizadas por Internet en diferentes establecimientos estaciones de serviciokioscos, librerías y diferentes tipos de establecimientos. Pero también surgieron nuevos jugadores para el envío a domicilio, la modalidad preferida por el 46% de los argentinos.

Iván Amas, director de la Comisión Logística de CACE, afirmá a iProUP: «El crecimiento de la categoría Alimentos y Bebidas hace que se potencie aún más el modelo de entrega inmediata punto a punto». Así, la llegada de SuperMercado Libre y la mayor inversión en ecommerce de Coto y otras empresas del rubro le darán mayor impulso a estos envíos.

No es velocidad, es tecnología

El cliente digital cambió la perspectiva de los servicios de logística. La tendencia es que los productos lleguen lo antes posible o, en su defecto, en una franja horaria reducida que elija el comprador, en lugar de las clásicas de 8-15 o 15-21 que ofrecían tradicionalmente los operadores logísticos.

La clave no pasa por tener los vehículos más veloces, ni una prolija organización de horarios. La tecnología, en especial el uso de la Inteligencia Artificial (IA), es el ingrediente secreto para mejorar los tiempos de entrega.

«La evolución del ecommerce requiere integrar tecnología que proporcione una vista única del cliente sin importar dónde está almacenado el producto ni el destino de entrega», señala Amas, de la CACE. Para el experto, hay siete aspectos clave para aplicar innovaciones:

– Predicción, eficiencia y precisión en la preparación del paquete

– Integración de datos logísticos (domicilio) para generar el alta de un envío 

– Trazabilidad punta a punta (GPS)

– Comunicación en tiempo real con el consumidor a través de aplicaciones

– Interacción entre el depósito de carga y el operador logístico

– Comunicación entre el comprador y el operador logístico para cambios de horario o domicilio

– Automatización de rutas

Hace tres años, la startup argentina Treggo se propuso mejorar la mensajería tradicional utilizando inteligencia artificial. Al ser socio de Mercado Envíos Flex, servicio de entrega en el día con moto o auto, su facturación creció 465% interanual en diciembre, hasta los $48 millones.

«Utilizamos tecnologías de algoritmo de enrutamiento desarrolladas por nosotros y apalancados en Google Maps para trabajar constantemente con data», revela a iProUP Matías Lonardi, cofundador de la firma, que realiza un promedio de 40.000 envíos por mes, posee más de 1.000 repartidores y prepara su desembarco en México.

A través de información de tránsito y otros detalles provistos por el sistema de mapas, Lonardi afirma que la empresa logra «rutas cada día más eficientes y cortas. También, una mayor densidad de entrega para optimizar el uso de vehículos, reducción de demoras y la detección de trayectos económicamente rentables para reducir costos de entrega».

«También utilizamos IA y machine learning para enseñarle al algoritmo que decide rutas, cantidad de vehículos por zona y tipo, ya sea moto, auto o camioneta», revela. 

El vínculo entre el repartidor y el cliente lo generan a través de WhastApp Business, para que el consumidor pueda saber en dónde está su paquete. «El celular del mensajero nos sirve para geolocalizar los pedidos», añade.

«El Big Data también juega un papel importante en la optimización de las rutas de entregas y mejoras de los procesos. A través de los datos en tiempo real del tránsito y el clima se pueden calcular las mejores rutas y realizar un seguimiento exhaustivo del estado y de la situación de todos los envíos para, entre otras cosas, detectar posibles incidentes. Esto supone un notable ahorro económico para nuestra empresa y un beneficio para el cliente», explica a iProUP Mauricio Boiko, CEO y cofundador de Welivery, una startup argentina que está comenzando su desembarco en Chile.

Entre las que se reconvirtieron, se destaca Andreani, que participa de Mercado Envíos, un pool de empresas de logística para reparto a nivel nacional, entre 24 y 72 horas.

Seguir leyendo: iproup.com